Noticias

Después de ocho meses congelados, el Gobierno decidió un aumento del 7% en el precio de los combustibles

Sería desde el próximo viernes. Acuerdo entre los integrantes del Frente de Todos para permitir que YPF aplique una recomposición.

El Gobierno decidió avanzar en un aumento en el precio de los combustibles, congelados desde diciembre de 2019. Debutará en los incrementos de la nafta, tras ocho meses en el poder. Guillermo Nielsen, presidente de la petrolera, quiso tomar esta decisión desde el primer día de gestión, pero no pudo por la oposición de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El incremento será de alrededor del 7% y está previsto para la semana próxima, a más tardar el viernes. Ya tiene el aval del presidente Alberto Fernández, de la vicepresidenta y de los ministros de Economía -Martín Guzmán- y Desarrollo Productivo -Matías Kulfas-. El aislamiento por la pandemia puede demorar la decisión, pero el consenso interno en el Frente de Todos para esta decisión ya se logró.

Héctor Huergo trae lo más destacado de la agroindustria y las economías regionales.
El litro de nafta súper está a $ 53,47 en la ciudad de Buenos Aires y la premium se despacha a $ 61,69. En dólares, al tipo de cambio oficial, son menos de 70 centavos, uno de los valores más bajos de la región. “Está más barata la nafta que la leche”, defienden en casi todo el sector petrolero, como una señal del atraso de precios, Las compañías hablan de un aumento pendiente del 15%, pero asumen que eso no se podrá trasladar de inmediato. “Menos de la mitad”, explicaron funcionarios, lo que situaría el aumento en alrededor del 7%. Ese promedio suele tener distinta aplicación. En general, los combustibles “premium” suben más.

Los precios de las naftas no se modifican desde el 1° de diciembre de 2019. Las modificaciones posteriores fueron por tributos o costos de biocombustibles, pero no en los márgenes de las empresas.

Con la tarifas de luz y gas congeladas, será el primer movimiento de productos energéticos de esta gestión. En los mandatos de Cristina Fernández, los aumentos de combustibles eran una constante, en especial desde que se expropió y se estatizó.

El precio del barril de petróleo crudo Brent, que se utiliza como referencia en la Argentina, también está en alza. Y su comportamiento podría decidir el tiempo de comunicar el aumento local.

El decreto que promulgó el “barril criollo” -un precio “sostén” para la producción local- establecía que ese piso podía derogarse si el Brent cotizaba más de 10 días por arriba de los US$ 45. Eso vino pasando en las últimas jornadas. Si se cumple una decena de días del Brent en aumento, el “criollo” podría quedar sin efecto.

La suspensión del “barril criollo” habilitaría a las productoras a tratar de cobrar más caro sus producto. Y si los refinadores -los que transforman el petróleo en combustible- cuentan con márgenes, también podrían afrontar esa erogación, según entienden en la industria.

Sergio Affronti, CEO de YPF, habló con el ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre el aumento. Unos días antes, lo había reclamado Guillermo Nielsen -presidente de YPF- por la radio. La jugada fue sincronizada, y hasta contó con el aval del presidente Alberto Fernández.

La mayor oposición al incremento de las naftas venía por parte de Cristina Fernández de Kirchner. Pero la vicepresidenta escuchó a Miguel Galuccio (dueño de Vista, y ex presidente de YPF), y sus ideas sobre mejoras en los ingresos para YPF y la industria.. El empresario tiene un acceso privilegiado al oído de la ex presidente. (ver aparte).

El secretario de Energía, Sergio Lanziani, no participa de la toma de decisiones. Su salida de ese cargo es considerada como inevitable para la mayoría de los funcionarios vinculados al sector.

Las ventas de combustibles están en caída por el aislamiento. Solo hubo una recuperación -y en algunos casos, hasta mejoría interanual- en ciertos bolsones del campo que consumen gasoil.

La inversión en energía está en su mínimo desde 2011. La formación Vaca Muerta tiene pocos equipos operativos en petróleo y el Gobierno busca reactivar la producción de gas a través de un nuevo plan de estímulo.

Con los subsidios en alza, los funcionarios designados por Cristina Fernández de Kirchner denuncian al macrismo. Federico Bernal, interventor del Enargas, impugnó un plan de pagos de 30 cuotas, de la cual ya se había abonado la primera. Andres Cirigliano, de Ieasa (ex Enarsa) también formuló una denuncia contra el ex presidente Mauricio Macri y sus funcionarios (Javier Iguacel, Gustavo Lopetegui) por la venta de dos centrales de generación eléctrica, a la que considera “fraudulenta”.

El Gobierno apuesta a que el mayor financiamiento -por la reestructuración de la deuda- y los estímulos servirán para alentar la inversión. En las empresas domina la prudencia, a la espera de un escenario más claro.

fuente: https://www.clarin.com/economia/economia/despues-meses-congelados-gobierno-decidio-aumento-7-precio-combustibles_0_QKIfnhc9T.html

Tags: